Titulares y noticias actuales:

martes, 7 de febrero de 2012

Aguila nos vino a pintar la cara


Alianza está en crisis. A diferencia de los cuatro partidos anteriores no encajó el primer gol del juego. Esta vez estuvo en ventaja por 20 minutos. Pero en cuestión de 120 segundos perdió el control con errores bobos. Águila supo liquidar con un 3-1, ganó el clásico centro oriente 196 y los blancos sufrieron su segunda derrota consecutiva. Al final, la Ultra Blanca hizo su espectáculo.

Desde antes que Alianza entrara a la cancha, su afición le externó que quería entrega. Desde un cántico de la Ultra hasta una pancarta hacían referencia a "ponerle h...".

En la cancha, con la presión natural, Alianza no marcaba su dominio en los primeros minutos y su técnico Leonel Cárcamo mostraba su descontento porque su equipo no era frontal.

Los blancos no jugaban a nada. Era visible el desorden en la cancha. Al 21', Águila acechó con un tiro libre de Osael Romero y cuando Carlos Arévalo interceptó pudo salir jugando con Bonilla en una contra, pero perdió la visión de juego y lanzó la pelota a la suerte, devolviendo la oportunidad al rival.

Alianza parecía un equipo más y sin alma. Porque al 27', con su mejor jugada ofensiva, Héctor Salazar remató al área y Fraser —que no se esperaba la pelota— punteó de reflejo y desperdició una gran jugada. Allí comenzó la Ultra a gritar "Movete, Alianza, movete... dejá de joder". Ese canto avispó al equipo y al 30' Bonilla puso calma con el gol. Fue en un centro por izquierda de Maradiaga y el delantero albo cambió la dirección para que Benji Villalobos fuera impotente.

Alianza creció en confianza, pero pasó apuros con las aproximaciones de Nico Muñoz y Jonathan Águila. Encontró cómo mantener el cero atrás. Lo malo es que no fue por mucho tiempo.

Dos minutos pesaron

El segundo tiempo fue un cambio de revoluciones. Y los blancos sufrieron un descontrol en dos minutos. Águila tocó la llaga de su rival en un abrir y cerrar de ojos. Fueron dos minutos de viveza. Al 50', Águila avanzó con Isidro Gutiérrez y este sirvió un pase para Nico Muñoz, quien aprovechó que Arévalo se quedó atrás en la marca. Muñoz centró antes que Edwin Martínez intentara cortar su tiro y de cabeza Jonathan Águila anticipó a José Mauricio para colocar el 1-1.

Alianza se descontroló sin sentido y en la siguiente jugada ofensiva de los emplumados, Jonathan Águila recibió carga en el área de José Mauricio y penal. Muñoz tomó el balón y con frialdad colocó el 2-1. Ni los mismos jugadores de Águila creían las facilidades que tenían.

Por si esto fuera poco, Águila volvió a meter más leña al fuego. Hernández detuvo dos tiros dentro del área, uno del atacante Águila y otro de Bonilla. Su defensa hacía aguas y para colmo el zaguero Glauber Da Silva atacaba como si de otro volante se tratara.

Cárcamo necesitó de dos jugadores para buscar el cambio de imagen: Willer Souza y Josué Flores —quien no jugaba un partido oficial desde noviembre—. Los blancos tuvieron más la posesión, pero no había contundencia.

En 69 minutos, Alianza ya había quemado sus tres cambios porque entró también Christian Sánchez. En una contra, al 73', Isidro Gutiérrez vio a Nico Muñoz solo por derecha y dejó que el panameño le devolviera el favor, pero cuando se disponía a rematar, Christian Sánchez alcanzó a rechazar.

Si la derrota era poco, los albos se complicaron más con una roja directa de su contención Salazar al 75'. Ni la voluntad del "Chino" era suficiente para levantar a un equipo mentalmente liquidado.

Para el cierre, Shawn Martin marcó el tercer gol al 85', tras un pase por izquierda de Bonilla. Fue el K.O. y una humillación en el Cusca para un Alianza que no se encuentra como equipo y que poco a poco va tirando la toalla

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada